El pirata que despertó mi carnaval

Si hay una cita que nunca me pierdo es la del mejor Carnaval del mundo, el de Santa Cruz de Tenerife.

Todos los años cae en una semana distinta, pero al buen carnavalero le entra a principios de febrero un picorcito por el cuerpo que indica que una de las fechas más esperadas del año está a punto de llegar. Sólo una vez no pude asistir y fue la de mi primer año londinense; el resto de años me las ingeniaba para acumular días y poder disfrutar de todos los festejos.

¿Qué hace falta para disfrutar de un buen carnaval en mi tierra? Una peluca, cualquier trapo, mucho cachondeo y botes infinitos de purpurina. En la fiesta cualquier desconocido/a se convierte en tu mejor amigo/a esa noche y acabarás entonando con él/ella La ventanita a pleno pulmón en cualquier rincón de la ciudad.

El año pasado aterricé el mismo viernes que empezaba el carnaval de la calle. Fui a casa de mis padres, rebusqué en el altillo entre toda las bolsas de ropa y allí estaba, la bolsa magnífica que contenía toda la magia de la fiesta. Peluca, tutú, una cantidad de glitter que asustaría a la mismísima campanilla y unas ganas de cachondeo que no eran ni medio normales.

Esa noche me reí con mucha gente conocida y otros tantos desconocidos, pero el recuerdo de ese viernes es el de aquella “pirata” de El Águila que no me quitaba los ojos de encima. Mis amigos solo me decían que la pirata quería darme con el garfio, pero yo me hacía un poco la interesante. Cuando la música se apagó se acercó a mí, se presentó como Álvaro y nos intercambiamos los teléfonos. A partir de ahí, lo que ocurrió fue pura magia del Carnaval chicharrero…

¿Quieren detalles? Los tengo muy mal acostumbrados eh… Ya saben que soy mucho de darlos, incluso los más imperceptibles porque me gusta recordar y revivir todo lo que pasó al escribir cada línea ¿Quieren saber qué pasó con Álvaro? O por el contrario ¿Prefieren que les cuente en nuestra próxima cita lo que pasó con la pareja de funcionarios guaperas? Lo dejo todo a vuestra elección.

Y llegados a este punto en el que ya me conocen y hay una confianza, me siguen y me leen, tengo que pedirles algo: Quiero comentarios, opiniones, sugerencias, preguntas directas, dudas… ¡Lo quiero todo de ustedes! Escribir sabiendo que me leen y les gusta es maravilloso, pero recibir feedback de ustedes debe ser la caña.

Besos, achuchones y…¡Que llueva la purpurina!
¡Muacks!

Valentina Cross - SexBoutique - Tienda Erotica - SexShop

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

replicas de relojes replicas relojes replicas Panerai

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies